Durante el año 2015 en Madrid fuimos coincidiendo varias personas que compartíamos el rasgo de la alta sensibilidad. Durante los encuentros PAS, cada vez más diversos, profundos y numerosos, nos dimos cuenta que hacía falta una referencia legitimada en la Comunidad de Madrid para:

a) Visibilizar de forma cotidiana este rasgo desde nuestra ciudad, sirviendo como referencia y canalización de propuestas.
b) Ofrecer información contrastada, independiente y relevante referente a la alta sensibilidad y formas de encauzarla.
c) Facilitar espacios de encuentro y convivencia en los que las personas altamente sensibles puedan compartir y reconocerse, y actividades en las que crecer personalmente desde el rasgo.

Con este planteamiento, a lo largo de 2016 decidimos avanzar en nuestra inquietud en forma de asociación: MadridPAS, la Asociación de Alta Sensibilidad de Madrid.

Nos consideramos una asociación orgánica: participamos, proponemos y crecemos. Creemos en la aportación colectiva, relevante y altruista de todas las personas y por ello estamos abiertos a colaboraciones, sugerencias y aportaciones dentro del marco señalado por los fines propios de la asociación.

Dentro del marco de colaboraciones, en MadridPAS no mantenemos ninguna relación preferente con ningún profesional (psicología, terapia o coach) y, como reflejan las actividades que organizamos, nuestro trabajo en esta asociación surge desde la voluntad altruista asociativa y nunca desde el interés profesional, con el fin de proteger en todo momento la objetividad e independencia de la asociación. Sin embargo, sí colaboramos con líneas de investigación y apoyamos la visibilidad PAS para que la alta sensibilidad sea considerada como un rasgo relevante y transversal a tener en cuenta desde dicha labor profesional.

En este tiempo que llevamos, a nuestras actividades no solo han asistido personas que residen en Madrid, sino que, con ilusión contagiosa, también hemos podido intercambiar impresiones y dado apoyo y bienvenida a PAS de otras regiones de España que han pasado por aquí, como por ejemplo Cantabria, Navarra, Castilla La Mancha o Andalucía. Como semilla de cada encuentro, algunas nos pidieron colaboración y/o asesoramiento para poder crear un grupo de PAS de similares características, con el fin de compartir y reconocerse desde la base cotidiana en su misma ciudad.

Muchas somos las personas que desde un principio nos hemos implicado en conseguir que este río PAS fluya. Personas de todas edades, experiencias y aprendizajes, mujeres y hombres. Y de entre esas personas, algunas nos hemos involucrado y comprometido un poco más para dotar de una estructura visible a ese cauce colectivo. Un trabajo cuyo fruto puedes ver en esta web y que ayudará a reforzar todo lo que ya estaba sucediendo.

Para cualquier inquietud, puedes contactarnos desde esta misma web, intentaremos responderte lo antes posible.